Migración a Ubuntu.


  Harto de tener que reinstalar, formatear y ante la inminente falta de soporte para Windows XP, decidí dar el salto a Ubuntu. Gracias a mi hermano que me asesoró en el proceso de instalación y me aconsejo utilidades para descargar y me guío en los primeros pasos.


    El domingo me levanté como si fuera el día de Reyes, empece a trastear con el nuevo entorno, había probado distribuciones anteriores y el tener que compartir el equipo con las chicas había hecho que retrasará el cambiar Windows, había probado Suse, Red Hat, en versiones de los noventa cuando no eran tan manejables como ahora y la falta de aplicaciones o compatibilidad con los equipos usados en trabajos y colegios era lo que me mantenía atado a los pantallazos azules.


       La compatibilidad es total, con el paquete Libreoffice, puedes manejar tus antiguos archivos de Office al 100%, la estabilidad del equipo es alucinante, he configurado todas las aplicaciones (emuladores, etc,), pero seguro que si busco encontraré algo para Ubuntu, tras poner todo a funcionar, recuperar las páginas en el marcador del navegador, personalizo la pantalla.
   

    Para esta primera ocasión, una captura de Blade Runner, los habituales del blog ya sabéis de mi devoción por esta película, así que,  espero poder volver a la carga más asiduamente, un saludo y otro más de la secta del pingüino.
Editar

Josepzin

No hay comentarios:

Publicar un comentario